Proyecto federación madrileña de grupos de apoyo

Con la idea de que la unión hace la fuerza surge el proyecto de creación de una federación madrileña de asociaciones y grupos de apoyo a la lactancia.

Si formas parte de alguno de estos grupos echa un ojo a la web que se ha creado para ello, y si crees que trabajando juntas conseguiremos hacer más cosas por la promoción y normalización de la lactancia materna apúntate en el formulario de contacto.

https://sites.google.com/site/fedemagalm

Nosotras nos hemos unido ¿y vosotras?

 

Consejos para madres, que no ayudan (II)

Cuatro días después de nuestra primera entrega de consejos para madres que no ayudan ya tenemos material para la segunda. En la edición digital del mismo periódico nos encontramos con un artículo llamado “Cómo cuidar el pecho durante el embarazo y tras el parto” (googleadlo) en el que una ginecóloga que ha inventado un sujetador antiarrugas en el escote nos explica cómo evitar la pérdida de volumen y firmeza de los senos durante el embarazo y la lactancia.

Arrugas Escote

Esta chica no usó ese sujetador (Imagen obtenida de bellezapura.com)

La doctora empieza bien dejando claro que hay muchos mitos sobre el tema para, a continuación, caer directamente en uno de ellos: que la lactancia hace que el pecho se eche a perder. Bueno, para ser exactos dice que el pecho no perderá su firmeza si la lactancia dura “entre 3 y 5 meses”, ahí es nada.

 

Consejos para que no se te caiga el pecho (de verdad)

Pues mira, ni idea, porque desde el momento en el que te quedas embarazada el pecho sufre muchos cambios. Tiene un aumento significativo de tamaño, para empezar, y además es incontrolable porque forma parte de la preparación de nuestro cuerpo para alimentar a la cría que vamos a tener. Estos cambios bruscos de volumen son los que después de que nazca la criatura aquello difícilmente vuelva a ser lo mismo. Hay mujeres que lo logran (quién sabe, quizás el resto de los consejos de la doctora son válidos) y mujeres que no, pero una lactancia prolongada(*) no hará que la situación empeore.

(*) Decimos prolongada pero en realidad para esta doctora y parte de la sociedad basta con que dure más de cinco meses.

Y con esto termina el consejo bienintencionado de hoy. ¡Feliz lactancia!

Consejos para madres, que no ayudan (I)

Estrenamos sección para hablar de publicaciones que aparecen en los medios, que supuestamente son para orientar a las futuras madres pero que más vale ignorar.

Hoy hemos desayunado con una noticia en la web de uno de los periódicos españoles de mayor tirada (que no podemos enlazar por temas legales, pero podéis buscar por “El Abc de las madres primerizas”) y que contiene una lista de términos con los que debe familiarizarse toda madre primeriza (sic). El primero de todos ellos (ojo ¡el primero!) es…

(redoble de tambores)

¡PEZONERA!

Y lo que dicen sobre ellas:

  • Que si la madre quiere amamantar le van a ser de mucha utilidad, porque facilitan la tarea en caso de dolor, grietas, pezones planos, si el bebé no se agarra…
  • Que hay varias tallas disponibles para elegir
  • Cómo colocarlas correctamente para que hagan el vacío

Pezoneras DemonioLas pezoneras no son el demonio, como bien dice la IBCLC Alba Padró en su fabuloso artículo “Todo sobre las pezoneras“, pero desde luego su uso está restringido a situaciones muy concretas. Decirle a una madre primeriza que si tiene intención de amamantar es casi poco menos que recomendable tener unas en la bolsa del hospital es empezar la lactancia con muy mal pie, porque su uso indiscriminado es precisamente lo que sí las convierte en un instrumento del demonio y puede dificultar el correcto arranque de esa lactancia.

Propuesta para el ABC de las madres primerizas (o multíparas)

En vez de “Pezoneras”: “Grupo de apoyo a la lactancia“. Ya sea tipo madre a madre como el que tenemos en LacMad, ya sea en el centro de salud con la matrona. Si la madre quiere amamantar no necesita nada más que información y apoyo, porque es así como se detectarán los posibles problemas (si los hay) y se encontrarán soluciones.

Por alguna razón los grupos de apoyo no son demasiado conocidos, o se tiende a pensar que está lleno de talibanas de la lactancia materna que te asesinarán con la mirada si tu hijo toma biberones o usa chupete. Y esa no es la realidad, la inmensa mayoría de ellos está formados por gente respetuosa cuya única intención es apoyar a las familias en su lactancia. Y nunca vacilarán en apoyar el uso de leche artificial si resulta ser necesario.

En la web de IHAN España hay una lista muy completa con prácticamente todos los grupos de apoyo del país, podéis consultarla aquí:

https://www.ihan.es/grupos-apoyo/

Y aquí termina el consejo bienintencionado de hoy. ¡Feliz fin de semana!

Más información: