Jamie Oliver y la lactancia materna

Jamie Oliver y lactancia

Aquí Jamie Oliver, el nuevo defensor de la lactancia materna

Jamie Oliver es un famoso chef británico muy conocido no sólo por su habilidad entre fogones sino porque ha tenido y tiene varios programas de televisión y le encanta esa faceta mediática, con lo que está hasta en la sopa. Son famosas sus campañas contra el McDonalds o contra el azúcar añadido ya que su estilo es… cómo decirlo, muy visual, y es muy frecuente que sus vídeos se conviertan en virales.

Esta semana el parlamento británico ha aprobado finalmente un impuesto especial sobre las bebidas azucaradas, algo por lo que el señor Oliver ha trabajado mucho, casi como si fuera una cruzada personal. Y en medio de la euforia por el logro conseguido un periodista le preguntó que cuál iba a ser su próximo objetivo, y contestó esto:

«Probablemente lo que más me molesta ahora mismo, y de lo que estoy buscando información desesperadamente, es la lactancia materna«

«Tenemos la peor tasa de lactancia materna del mundo«

«Amamantar durante más de seis meses hace que las posibilidades de que las mujeres tengan cáncer de mama disminuyan un 50%. Cuándo has oído hablar de eso? Nunca«.

Hasta aquí no vamos del todo mal. Es verdad que en el Reino Unido la baja tasa de bebés amamantados es muy preocupante y que parece necesario que alguien haga «algo». Y a continuación va Jamie y dice esto otro:

“It’s easy, it’s more convenient, it’s more nutritious, it’s better, it’s free,”

«Es fácil, es más adecuado, es más nutritivo, es mejor, es gratis».

¿Fácil?

Jamie la lactancia materna es un proceso instintivo para el bebé, pero no para la madre, y eso sólo si no se ha interferido en el proceso natural de embarazo y parto. Ojalá llegue el día en el que sea fácil, porque eso significará que hemos avanzado mucho. Pero hoy por hoy no lo es. Sin el apoyo de los profesionales sanitarios, sin comprender cómo funciona todo el proceso, sin que la sociedad acepte que los niños pueden lactar durante mucho tiempo, de fácil nada.

¿Más adecuado?

Dependerá de la familia, de la madre, del niño. Para amamantar hay que tener en cuenta a la madre y al bebé, y existen situaciones en las que la lactancia no tiene sitio. Muy pocas, pero las hay. No las olvidemos, y no busquemos culpabilizar. No es el camino.

¿Más nutritivo?

Sí, si se tiene el apoyo adecuado. Si nos limitamos a repetir el mantra de «todas las madres tienen leche, sólo tienes que ponértelo más al pecho», sin comprobar que no haya dolor, sin verificar agarre, sin explicar a los padres cómo reconocer si el bebé se está alimentando bien (y no, el lloro no es un indicativo en sí mismo), no siempre tendremos bebés sanos.

¿Es mejor?

Para el bebé sí. Para la madre, pues depende. La lactancia materna es lo normal, no lo mejor, parafraseando a Ibone Olza y Patricia López.

¿Es gratis?

De momento eso parece, aunque cada vez tenemos más merchandising relacionado con la lactancia ¿eh, Puleva?

El resto de las declaraciones que hizo no estaban del todo mal, hablando de que se previene la obesidad infantil, diciendo que hay conseguir que las madres amamantemos con libertad, etc. pero la frase calificando la lactancia como «fácil» ha provocado el rechazo frontal hacia su campaña por parte de multitud de madres.

Jamie te agradecemos que te involucres en normalizar la lactancia: hazlo contando con las madres por favor. Busca un grupo de apoyo que te quede cerca y conoce el tema desde dentro. Y así, sí se conseguirán cosas. La mayoría de las mujeres queremos amamantar, pero no siempre nos dejan.

Más información:

Charla sobre el padre y la lactancia materna

La semana que viene es el día del padre y por ese motivo el martes 15 vamos a tener un taller muy especial dedicado al papel del padre en la lactancia materna. Animamos a todos los padres y futuros padres de la zona a que se sumen a nosotras: contaremos además con la presencia de Diego Hernández, padre lactante, neonatólogo de nuestro hospital y experto en lactancia que nos hablará de cómo lo vive él y cómo lo viven los padres con los que trabaja a diario.

El PADRE y la Lactancia Materna

Será muy interesante, animaos! A las 17:30 en La Vaca Flora, como siempre. Os esperamos.

Charla sobre amamantar y trabajar

El próximo martes 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora así que vamos a aprovechar nuestra reunión de grupo de lactancia habitual para hablar sobre amamantar y trabajar.

Amamantar y trabajar

Os contaremos las claves que necesitáis saber para poder mantener la lactancia de vuestro hijo, desde cómo planificarlo hasta cómo gestionar un banco de leche casero, y cuáles son los derechos con los que contamos por ley para facilitar la tarea. Y por supuesto también estaremos allí si necesitas apoyo en tu lactancia, al margen de la charla.

Será como siempre a las 17:30 en La Vaca Flora, y por supuesto sois bienvenidos todos los que queráis acudir. ¡Nos vemos!

Charla sobre baby-led weaning (BLW)

El próximo 23 de febrero a las 17:30 tendrá lugar en La Vaca Flora una interesantísima charla sobre baby-led weaning, o blw, o alimentación complementaria regulada por el bebé (como queráis llamarlo).

Charla BLW

El BLW es una forma de introducir la alimentación complementaria de la que se habla bastante últimamente y que consiste principalmente en ofrecer directamente al niño comida sólida en vez de purés, siempre que el niño esté preparado para ello.

La charla será impartida por Andrea Morante Castilla, asesora de BLW y creadora del grupo de Facebook «BLW de buen rollo» en el que se ofrece apoyo en esta «técnica» de introducción de la alimentación complementaria a más de 9500 personas, que además de explicarnos exactamente en qué consiste nos aclarará todas las dudas que podáis tener al respecto como:

  • ¿No se atragantará el niño? ¿El BLW es seguro?
  • ¿Se puede alternar el BLW con dar purés de los de toda la vida? Porque cuando está conmigo podemos hacerlo pero en la guardería/con su cuidador no. Me han dicho que si hacemos eso el niño se confunde y se puede atragantar ¿qué hacemos?
  • No sé cómo empezar, qué hago ¿le dejo un trozo de brócoli en la mesa a ver qué hace? ¿Y no se va a atragantar?
  • Yo lo he intentado y el niño se dedica a guarrearlo todo y no come nada, he tenido que darle un puré para que tome algo. ¿Seguro que reciben el correcto aporte de hierro que necesita?
  • Mi bebé todavía no tiene dientes. ¿Cómo va a comer sólidos? ¿Y no se atragantará?
  • ¿Con el BLW cómo hago para seguir las indicaciones sobre la alimentación complementaria que me dice el pediatra?
  • ¿Este método se usa sólo con niños alimentados con lactancia materna exclusiva, o se puede usar con niños que toman biberón?

Es interesante que invitéis a venir a la charla a quienes vayan a estar con el bebé en algún momento y le vayan a dar alimentación complementaria en vuestra ausencia, para que puedan aclarar todo lo que necesitan saber.

Os animamos a asistir porque sobre el BLW existe mucha información por internet pero no siempre es fácil aclararse sobre cómo aplicarlo y suelen surgir muchas dudas al respecto.

La charla es gratuita y os pedimos por favor que confirméis vuestra asistencia en nuestro correo info@lacmad.org para poder preparar la sala con el aforo correcto.

¡Os esperamos!

Dónde y cuándo:

El martes 23 de febrero a las 17:30 en la Escuela Infantil La Vaca Flora

Avenida de Los Madroños 7, Collado Villalba (al lado del ambulatorio de Los Belgas)

La puerta de acceso es la de esta foto:

Fachada La Vaca Flora

Proyecto federación madrileña de grupos de apoyo

Con la idea de que la unión hace la fuerza surge el proyecto de creación de una federación madrileña de asociaciones y grupos de apoyo a la lactancia.

Si formas parte de alguno de estos grupos echa un ojo a la web que se ha creado para ello, y si crees que trabajando juntas conseguiremos hacer más cosas por la promoción y normalización de la lactancia materna apúntate en el formulario de contacto.

https://sites.google.com/site/fedemagalm

Nosotras nos hemos unido ¿y vosotras?

 

Consejos para madres, que no ayudan (II)

Cuatro días después de nuestra primera entrega de consejos para madres que no ayudan ya tenemos material para la segunda. En la edición digital del mismo periódico nos encontramos con un artículo llamado «Cómo cuidar el pecho durante el embarazo y tras el parto» (googleadlo) en el que una ginecóloga que ha inventado un sujetador antiarrugas en el escote nos explica cómo evitar la pérdida de volumen y firmeza de los senos durante el embarazo y la lactancia.

Arrugas Escote

Esta chica no usó ese sujetador (Imagen obtenida de bellezapura.com)

La doctora empieza bien dejando claro que hay muchos mitos sobre el tema para, a continuación, caer directamente en uno de ellos: que la lactancia hace que el pecho se eche a perder. Bueno, para ser exactos dice que el pecho no perderá su firmeza si la lactancia dura «entre 3 y 5 meses», ahí es nada.

 

Consejos para que no se te caiga el pecho (de verdad)

Pues mira, ni idea, porque desde el momento en el que te quedas embarazada el pecho sufre muchos cambios. Tiene un aumento significativo de tamaño, para empezar, y además es incontrolable porque forma parte de la preparación de nuestro cuerpo para alimentar a la cría que vamos a tener. Estos cambios bruscos de volumen son los que después de que nazca la criatura aquello difícilmente vuelva a ser lo mismo. Hay mujeres que lo logran (quién sabe, quizás el resto de los consejos de la doctora son válidos) y mujeres que no, pero una lactancia prolongada(*) no hará que la situación empeore.

(*) Decimos prolongada pero en realidad para esta doctora y parte de la sociedad basta con que dure más de cinco meses.

Y con esto termina el consejo bienintencionado de hoy. ¡Feliz lactancia!

Consejos para madres, que no ayudan (I)

Estrenamos sección para hablar de publicaciones que aparecen en los medios, que supuestamente son para orientar a las futuras madres pero que más vale ignorar.

Hoy hemos desayunado con una noticia en la web de uno de los periódicos españoles de mayor tirada (que no podemos enlazar por temas legales, pero podéis buscar por «El Abc de las madres primerizas») y que contiene una lista de términos con los que debe familiarizarse toda madre primeriza (sic). El primero de todos ellos (ojo ¡el primero!) es…

(redoble de tambores)

¡PEZONERA!

Y lo que dicen sobre ellas:

  • Que si la madre quiere amamantar le van a ser de mucha utilidad, porque facilitan la tarea en caso de dolor, grietas, pezones planos, si el bebé no se agarra…
  • Que hay varias tallas disponibles para elegir
  • Cómo colocarlas correctamente para que hagan el vacío

Pezoneras DemonioLas pezoneras no son el demonio, como bien dice la IBCLC Alba Padró en su fabuloso artículo «Todo sobre las pezoneras«, pero desde luego su uso está restringido a situaciones muy concretas. Decirle a una madre primeriza que si tiene intención de amamantar es casi poco menos que recomendable tener unas en la bolsa del hospital es empezar la lactancia con muy mal pie, porque su uso indiscriminado es precisamente lo que sí las convierte en un instrumento del demonio y puede dificultar el correcto arranque de esa lactancia.

Propuesta para el ABC de las madres primerizas (o multíparas)

En vez de «Pezoneras»: «Grupo de apoyo a la lactancia«. Ya sea tipo madre a madre como el que tenemos en LacMad, ya sea en el centro de salud con la matrona. Si la madre quiere amamantar no necesita nada más que información y apoyo, porque es así como se detectarán los posibles problemas (si los hay) y se encontrarán soluciones.

Por alguna razón los grupos de apoyo no son demasiado conocidos, o se tiende a pensar que está lleno de talibanas de la lactancia materna que te asesinarán con la mirada si tu hijo toma biberones o usa chupete. Y esa no es la realidad, la inmensa mayoría de ellos está formados por gente respetuosa cuya única intención es apoyar a las familias en su lactancia. Y nunca vacilarán en apoyar el uso de leche artificial si resulta ser necesario.

En la web de IHAN España hay una lista muy completa con prácticamente todos los grupos de apoyo del país, podéis consultarla aquí:

https://www.ihan.es/grupos-apoyo/

Y aquí termina el consejo bienintencionado de hoy. ¡Feliz fin de semana!

Más información:

 

Parece ayuda, pero no lo es

El Ayuntamiento de Madrid ha dedicado una partida presupuestaria exclusiva a «proporcionar leche maternizada los bebés de Madrid cuyas familias se encuentren en una situación de vulnerabilidad». Son 107000€, nada más y nada menos, y se expresa exactamente con los términos que hemos indicado:

Campaña leche artificial Ayuntamiento de Madrid

Imagen obtenida de Madrid.es

Esta campaña ha provocado reacciones en contra por parte de asociaciones de lactancia, asesoras, pediatras, matronas, incluso la propia IHAN se ha manifestado. Sin embargo para gran parte de la sociedad la medida es totalmente acertada, y cuando nos escuchan a los que no estamos a favor nos acusan de talibanismo de la lactancia, de que no todas las madres pueden amamantar y que también tienen derecho esos niños a recibir su leche… etc.

Lo primero que queremos dejar claro es que el objetivo de las asociaciones de apoyo a la lactancia no es lograr lactancias a toda costa. Lo que se pretende es que los niños estén SANOS, y que si en su familia optan por la lactancia materna cuenten con todo el apoyo que necesiten para llevarlo a cabo. Pero siempre queremos niños SANOS por encima de todo, y de hecho una de las tareas que hacemos es recomendar leche artificial cuando realmente es necesario. No dejamos que los niños se deshidraten buscando que se alimenten sólo a pecho, hay ocasiones en las que existen problemas y si no hay leche materna disponible entonces se opta por la artificial.

Entonces ¿por qué no nos gusta la campaña?

Por múltiples razones.

Porque, de nuevo, nos gustan los niños sanos

Cuando a una familia en situación de vulnerabilidad le ofreces la posibilidad de que tengan leche artificial de forma gratuita se está haciendo lo siguiente:

  • que esa familia abandone la lactancia materna, pues la leche artificial es gratis
  • que la alimentación de ese bebé dependa exclusivamente de disponer de leche artificial y de que dicha leche artificial esté en condiciones correctas y se prepare como se debe

Esto hace que la dependencia de ese niño y de esa familia respecto a la leche artificial sea total. Es decir, haces que dependan de esa leche durante todo el tiempo que dure el período de lactancia del bebé (recordemos que hasta los doce meses son lactantes y no se recomienda la leche de vaca), por lo que si esa partida presupuestaria se agota lo que ocurre es que:

  • la familia se ve obligada a dedicar recursos económicos a adquirir la leche artificial, por lo que si están en riesgo de vulnerabilidad esto es un grave problema
  • generalmente debido al punto anterior se empiezan a preparar los biberones rebajando la cantidad de leche en polvo recomendada «para que dure más», con lo que son biberones más «aguados» y el niño no recibe la alimentación que necesita. También debemos recordar que para preparar biberones se necesita que el agua sea potable y se recomienda hervirla (la leche en polvo no es estéril), y esto no siempre está al alcance de todas las familias

Como consecuencia de esto la salud del niño se ve degradada. Y esto sin entrar en que la superioridad de la leche materna sobre la leche artificial es indiscutible, como dejan claro todos los organismos de salud serios como la OMS y la AEPED.

Porque el texto de la campaña es ilegal

Va en contra de la ley utilizar el término «leche maternizada» ya que da a entender que la leche artificial es de igual o parecida calidad a la leche materna y contribuye a que aumente la tasa de abandono de lactancia materna. Esto no es cosa de las locas de la teta (que no somos ningún lobby de presión por cierto ya que la leche materna no da beneficios a las empresas). Esto es el REAL DECRETO 867/2008, de 23 de mayo, por el que se aprueba la reglamentación técnico-sanitaria específica de los preparados para lactantes y de los preparados de continuación. En el artículo 6 sobre etiquetado, sección d) se indica específicamente:

El etiquetado deberá estar diseñado de forma que proporcione la información necesaria sobre el uso adecuado de los productos y no disuadirá la lactancia materna, quedando prohibida la utilización de los términos «humanizado», «maternizado», «adaptado» u otros similares.

Es decir, no se puede hablar de leche humanizada ni de leche adaptada, y por supuesto no se admite leche maternizada, de modo que no quede equiparado a la leche materna en cuanto a nomenclatura.

¿Cómo habríamos hecho nosotras la campaña?

Estamos seguras de que la campaña se ha hecho con buena intención. Y estamos totalmente a favor de que se proporcionen ayudas a las familias en situación de vulnerabilidad, por supuesto.

Sin embargo no nos parece correcto que se cree una campaña específica que, aunque sea sin querer, fomente la lactancia artificial sobre la materna y ponga en riesgo la salud de los niños, que estamos seguras que es justo lo contrario de lo que pretendían.

Breastfeeding is a team effort

Imagen obtenida de www.g1creative.co.uk

Puestos a pedir, sería fantástico que crearan campañas de apoyo a la lactancia materna, que hacen mucha falta. Como muestra la de «Breastfeding is a team effort» del sistema británico de salud que incluso utilizó a famosos para ello, o la de «Every ounce counts» del departamento de Texas del Servicio Estatal de Salud de Estados Unidos.

También sería fantástico que se destinaran más fondos a la formación del personal sanitario y a proporcionar información veraz a las madres en lactancia materna para que todas las decisiones que tomen sean de manera informada.

Una búsqueda rápida en Google nos permitirá comprobar que en este país no se hacen campañas de fomento de la lactancia materna por parte de estamentos oficiales, mientras que sí se hacen para recoger leche artificial. Da que pensar.

 

¿Por qué le gusta la campaña a gran parte de la población?

Son varias las cosas que se comentan a favor de la campaña, y que merecen ser explicadas.

No todas las madres tienen leche y esos niños necesitan ser alimentados igualmente

El porcentaje de mujeres que no tienen leche es del 5%. El resto de los casos en los que no se amamanta se deben o bien a decisiones de la familia o de la madre, o a haber recibido apoyo inadecuado (incluso por parte de profesionales de la salud). Dentro de ese 5% se encuentran también las madres a las que no se recomienda dar el pecho por padecer alguna clase de enfermedad que lo hace incompatible. Por supuesto en estos casos la lactancia artificial debe ser accesible, pero recordad que son pocos casos, no desde luego como para dedicar una campaña entera en exclusiva para ello anunciada a bombo y platillo. Esta parte debe ir dentro del presupuesto general dedicado para estas familias.

Aprovechamos para recordar que la mayoría de los medicamentos son compatibles con la lactancia y son muy pocas las situaciones en las que la lactancia debe suspenderse por ello, ante la duda en la web www.e-lactancia.org se puede obtener información fiable y actualizada al respecto.

Amamantar es una opción, no una obligación

Esto es cierto, pero en el caso de familias en situaciones de vulnerabilidad se debe fomentar la lactancia materna por encima de la artificial por todas las razones que hemos expuesto anteriormente. Para niños en esta situación ser amamantados con lactancia materna es una garantía de salud mucho mayor todavía que en los casos de niños que gozan de mejor posición económica.

Las madres en situación de vulnerabilidad no suelen tener leche suficiente porque están mal nutridas

Esta afirmación no es correcta. La calidad y cantidad de leche que produce una madre sólo se ve afectada en casos de desnutrición severa, algo que afortunadamente no se produce en nuestra sociedad.

Hay madres en riesgo de exclusión que son alcohólicas, drogadictas, etc. y no pueden dar el pecho

Cierto. Y para estos niños debería existir la posibilidad de acceder a la leche artificial. Pero para esto no se necesita una campaña publicitaria y presupuestaria en exclusiva, se puede garantizar el acceso a la leche artificial en las partidas para prevenir las adicciones. Del mismo modo sería mucho más eficaz hacer campañas contra las drogas o contra el alcohol.

Las madres en riesgo de exclusión tienen que trabajar y no pueden dar el pecho muchas veces

Amamantar no es incompatible con trabajar, lo que hace falta es proporcionar información adecuada para hacerlo posible. De nuevo hace falta formación en lactancia materna y apoyo a las familias.

Para finalizar

El asunto que estamos tratando aquí surge todos los años en las campañas navideñas de recogidas de alimentos. Muchas asociaciones, con toda su buena intención, solicitan la aportación de leche artificial para repartir entre las familias. Por tanto la polémica no es nueva, sólo que esta vez viene directamente por parte de un ayuntamiento muy grande y la repercusión es mucho mayor.

Esperamos haber aclarado por qué no nos parece una buena medida. No es por ser radicales de la lactancia, ni porque creamos que las madres que amamantan son mejores que las que dan el biberón (esta frase surge siempre de manera inevitable), lo hacemos porque creemos que es lo mejor para los niños.

Queremos niños SANOS, tenga el dinero que tenga su familia.

Actualización

Queja

Imagen obtenida de El Buen Comerciante

[16/12/2015] El sábado 12 de diciembre enviamos una queja por la campaña al Ayuntamiento de Madrid en nombre de nuestra asociación. Se comprometen a enviar una respuesta en un plazo no superior a tres meses y a hacer el mayor esfuerzo posible por hacerlo antes de quince días laborables, os avisaremos si tenemos novedades.

[17/12/2015] Desde la Oficina de Atención al Ciudadano del Ayuntamiento de Madrid nos informan de que la reclamación ha sido asignada a «MADRID SALUD» como unidad gestora.

Más información: