Jamie Oliver y la lactancia materna

Jamie Oliver y lactancia

Aquí Jamie Oliver, el nuevo defensor de la lactancia materna

Jamie Oliver es un famoso chef británico muy conocido no sólo por su habilidad entre fogones sino porque ha tenido y tiene varios programas de televisión y le encanta esa faceta mediática, con lo que está hasta en la sopa. Son famosas sus campañas contra el McDonalds o contra el azúcar añadido ya que su estilo es… cómo decirlo, muy visual, y es muy frecuente que sus vídeos se conviertan en virales.

Esta semana el parlamento británico ha aprobado finalmente un impuesto especial sobre las bebidas azucaradas, algo por lo que el señor Oliver ha trabajado mucho, casi como si fuera una cruzada personal. Y en medio de la euforia por el logro conseguido un periodista le preguntó que cuál iba a ser su próximo objetivo, y contestó esto:

«Probablemente lo que más me molesta ahora mismo, y de lo que estoy buscando información desesperadamente, es la lactancia materna«

«Tenemos la peor tasa de lactancia materna del mundo«

«Amamantar durante más de seis meses hace que las posibilidades de que las mujeres tengan cáncer de mama disminuyan un 50%. Cuándo has oído hablar de eso? Nunca«.

Hasta aquí no vamos del todo mal. Es verdad que en el Reino Unido la baja tasa de bebés amamantados es muy preocupante y que parece necesario que alguien haga «algo». Y a continuación va Jamie y dice esto otro:

“It’s easy, it’s more convenient, it’s more nutritious, it’s better, it’s free,”

«Es fácil, es más adecuado, es más nutritivo, es mejor, es gratis».

¿Fácil?

Jamie la lactancia materna es un proceso instintivo para el bebé, pero no para la madre, y eso sólo si no se ha interferido en el proceso natural de embarazo y parto. Ojalá llegue el día en el que sea fácil, porque eso significará que hemos avanzado mucho. Pero hoy por hoy no lo es. Sin el apoyo de los profesionales sanitarios, sin comprender cómo funciona todo el proceso, sin que la sociedad acepte que los niños pueden lactar durante mucho tiempo, de fácil nada.

¿Más adecuado?

Dependerá de la familia, de la madre, del niño. Para amamantar hay que tener en cuenta a la madre y al bebé, y existen situaciones en las que la lactancia no tiene sitio. Muy pocas, pero las hay. No las olvidemos, y no busquemos culpabilizar. No es el camino.

¿Más nutritivo?

Sí, si se tiene el apoyo adecuado. Si nos limitamos a repetir el mantra de «todas las madres tienen leche, sólo tienes que ponértelo más al pecho», sin comprobar que no haya dolor, sin verificar agarre, sin explicar a los padres cómo reconocer si el bebé se está alimentando bien (y no, el lloro no es un indicativo en sí mismo), no siempre tendremos bebés sanos.

¿Es mejor?

Para el bebé sí. Para la madre, pues depende. La lactancia materna es lo normal, no lo mejor, parafraseando a Ibone Olza y Patricia López.

¿Es gratis?

De momento eso parece, aunque cada vez tenemos más merchandising relacionado con la lactancia ¿eh, Puleva?

El resto de las declaraciones que hizo no estaban del todo mal, hablando de que se previene la obesidad infantil, diciendo que hay conseguir que las madres amamantemos con libertad, etc. pero la frase calificando la lactancia como «fácil» ha provocado el rechazo frontal hacia su campaña por parte de multitud de madres.

Jamie te agradecemos que te involucres en normalizar la lactancia: hazlo contando con las madres por favor. Busca un grupo de apoyo que te quede cerca y conoce el tema desde dentro. Y así, sí se conseguirán cosas. La mayoría de las mujeres queremos amamantar, pero no siempre nos dejan.

Más información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.